Jueves 19 de octubre de 2017
Home / Casos de estudio / Braycom y cómo lograr una infraestructura flexible para soportar el negocio
Osvaldo Briscioli

Braycom y cómo lograr una infraestructura flexible para soportar el negocio

En estos tiempos que corren, la tecnología es un componente imprescindible de los negocios. Los encargados de las Tecnologías de la Información (TI) son llamados a las instancias de decisión de las organizaciones para que den su visión y colaboren en la definición misma de los negocios. Tan crítica se ha vuelto TI, que cualquier demora en la provisión de los recursos tecnológicos que el negocio necesita termina siendo inaceptable. ¿Cómo lograr flexibilidad en la infraestructura de TI para aumentar la capacidad de respuesta ante la demanda de estos recursos? Osvaldo Briscioli, gerente de Ventas de Braycom para la Argentina, sugiere algunos lineamientos que aplican a organizaciones de todos los tamaños. Además, ¿cómo hizo la Empresa Distribuidora de Electricidad de Salta para adaptar su infraestructura?

La inserción de las áreas de tecnología en el ejido del negocio fue tan progresiva como inexorable, al punto que, como dice Briscioli, ya no se puede hablar de “bits y bytes” o de memoria y capacidad de procesamiento. “Hoy hay que hablar de estrategia de negocios. Cómo hago para que la Informática esté alineada con el negocio”, sentencia. Para Briscioli, “el CIO (o el encargado de Tecnología, en una empresa de menor envergadura) debe estar sentado en la mesa del directorio, como un director más que puede cambiar la estrategia del negocio en favor de la empresa”.

Pero con eso no alcanza. El negocio demanda recursos para cristalizar los distintos aspectos de esa estrategia, Hoy Merketing pide un nuevo micrositio en línea para lanzar una campaña, mañana la gente de Logística o de Ventas podría querer incorporar decenas de nuevos dispositivos móviles conectados a la red para automatizar o agilizar procesos propios de estas áreas. La infraestructura y el modelo de aprovisionamiento de recursos de TI tradicionales no tienen la capacidad de dar respuestas en tiempo y forma. Ante la demanda de un nuevo portal web, grafica Briscioli, “con el modelo tradicional es necesario comprar servidores, contratar un enlace de comunicaciones, sistemas de protección de energía…” Hay que evaluar necesidades actuales y futuras en relación al hardware, con el riesgo asociado de sobredimensionar o subdimensionar la capacidad adquirida. “Resumidas cuentas, hablamos de muchas semanas o meses. Si además de eso tengo varias sucursales, o necesito enlazar al centro de datos secundario, entra a jugar la infraestructura de red. Los tiempos son aún mayores”. Ante semejante demora y necesidad de inversión, la respuesta de las áreas del negocio es muy pragmáticas. “Se da vuelta, levanta al teléfono, llama a Microsoft o AWS, y pide nube. Algunos días después, en la reunión de directores, te muestra cómo el portal web que vos no podías hacer en seis meses, él lo hizo en una semana”.

“El CIO debe estar sentado en la mesa del directorio, como un director más que puede cambiar la estrategia del negocio en favor de la empresa”

PERFIL DE UNA INFRAESTRUCTURA FLEXIBLE

Braycom (Wise and Smart Solutions s.r.l.) es un importante integrador de soluciones de tecnología, con catorce años en el mercado, con presencia en varios puntos del país (como Salta y Mar del Plata), y en Chile. A lo largo de su trayectoria, se transformó primero en un importante “partner for partners” (esto es: pone su importante expertise técnico al servicio de otros integradores y proveedores de soluciones del mercado) y luego comenzó a ofrecer sus soluciones de comunicaciones, networking y servicios de consultoría al sector público y el privado. En palabras de Briscioli, Braycom “vende lo que sabe”, apoyado en sus profesionales y en su ADN ingenieril. Si bien provee soluciones multimarca, tiene una extensa experiencia en todas las líneas de Cisco, y comercializa y despliega soluciones de Dell-EMC, Lenovo, DataCore (almacenamiento definido por software), VMware, y Veeam, entre otros proveedores.

Este posicionamiento lo habilita para ayudar a muchas organizaciones en su camino hacia una TI más relevante, con un ojo puesto en la sobreviniente Transformación Digital. En este orden, Briscioli destaca algunas características que habría que tener en cuenta a la hora de pensar una arquitectura de TI no tradicional. “La diferencia está en disponer las condiciones para que el usuario se autoprovea de los recursos de TI, con la mediación o supervisión del área de TI. O, por el contrario, que sea el área de TI la que impulsa las soluciones que ayudarán a acelerar los pagos o la logística, por dar algunos ejemplos”. Parte del secreto, asegura Briscioli, está en flexibilizar el ambiente de TI para que sea una nube (aunque esté en locación del cliente).

BRAYCOM Y LOS 5 FUNDAMENTALES

  1. Armar esquemas abiertos e híbridos. Que utilicen la infraestructura on premises allí donde TI lo determine, pero que en caso de picos en la demanda o necesidad de aprovisionamiento rápido, pueda “salir” a buscar recursos de nube pública, todo ello de manera integrada y veloz.
  2. Virtualizar la infraestructura, incluyendo servidores, almacenamiento y también la red. Esto facilita los procesos de migraciones, aprovisionamiento de recursos (ya sea para desarrollo o para despliegue), implementación de políticas, o recuperación de desastres, entre otros.
  3. En línea con lo anterior: el software es más importante que el hardware. Dado un hardware mínimo, siempre que haya una solución por software, habría que privilegiarla por sobre la basada en hardware.
  4. Preparar los sistemas para la Colaboración (plataformas que vinculen empleados, usuarios, clientes y proveedores) y la Movilidad (vendedores, trabajadores descentralizados, ejecutivos viajeros, agentes en campo). Muchos consideran que el mail comienza a ser cosa del pasado, pero la infraestructura de TI debe estar preparada para las plataformas colaborativas y de movilidad.
  5. Allí donde se haga el desarrollo, es necesario contar con herramientas dinámicas de desarrollo y testing.

EL CASO DE EDESA

La Empresa Distribuidora de Electricidad de Salta nació en la década de 1990 y tiene la concesión del servicio de distribución y comercialización de energía eléctrica con exclusividad zonal en el territorio de la provincia de Salta. En los últimos tiempos, EDESA pasó de tener una arquitectura tradicional de TI, a uno más flexible, acorde a las demandas del negocio. Dicho cambio se está dando en etapas.

edesa

“La empresa tiene dos sistemas IBM Power P740 (basados en el sistema operativo AIX, sobre el que se corren bases de datos de Oracle), y varios servidores físicos x86 (la mayoría, Lenovo) donde se virtualizan máquinas basadas en Linux y Microsoft Windows sobre VMware. El almacenamiento se hacía sobre dos equipos V7000 e IBM”, precisa Briscioli. Para dar flexibilidad a la infraestructura, la decisión fue virtualizar todo sobre servidores x86. “Estamos saliendo de una plataforma noble, segura, pero cerrada, y pasamos a una flexible basada en servidores Dell. Y con la premisa de no perder seguridad”.

Datacore es un software que corre sobre servidores físicos de Dell.
Datacore es un software que corre sobre servidores físicos de Dell.

De este modo, se mantuvieron los V7000, dados su desempeño y su confiabilidad, pero desplegándolos de manera diferente, bajo una solución de DataCore. La solución de DataCore (un software que corre sobre sendos servidores físicos de Dell con mucha memoria y disco flash) fungirá como controlador y caché de los sistemas de almacenamiento, y dialogará con los V7000. Gracias a esta solución, el conjunto de almacenamiento queda virtualizado, lo que permite bajar el costo de los discos duros usados, y aumentar la velocidad y la flexibilidad, pero sin perder confiabilidad. La nueva solución está configurada de tal manera que podrá brindar una velocidad de I/O al menos unas 300 veces superior respecto de la infraestructura original. De hecho, la curva de desempeño no se deteriora al sumar más almacenamiento. Esta solución, además, almacena en capas (o tiers): automáticamente establece qué datos son accedidos con mayor frecuencia y los sitúa en el medio de almacenamiento más veloz (y caro), guardando los datos menos accedidos en discos duros más baratos y lentos. Esto permite ahorrar en hardware.

En esta primera etapa se están mejorando las configuraciones de hardware para los entornos Oracle y Java. La línea R940 de servidores Dell tiene cores de alto desempeño. Dado que el licenciamiento del software se cobra por core, esta configuración permite mejorar el rendimiento manteniendo el costo.

En una segunda etapa se incorporarán soluciones de desarrollo, como las herramientas de Red Hat para Desarrollo, Testing y Puesta en marcha. Una tercera etapa contempla la normalización de la infraestructura de red, hoy basada en equipos de HPE. La idea es virtualizarla a través de VMware NSX. Más adelante se incorporarán herramientas de VMware para automatizar el aprovisionamiento de recursos de procesamiento y almacenamiento de forma inmediata, teniendo la oportunidad de facturar o imputar los costos al sector correspondiente. “Paralelo a estas tareas, se evalúa la oportunidad de generar una gestión orientada a Collaboration, con soluciones tipo Cisco Spark o similar”, explica Briscioli.

ACERCA DE BRAYCOM

  • 14 AÑOS EN EL MERCADO
  • MÁS DE 15 MARCAS EN SU PORTFOLIO
  • 1000 PROYECTOS
  • INGENIEROS CON MÁS DE 15 AÑOS DE EXPERIENCIA EN NETWORKING Y DATACENTER
  • OFERTA DE SOLUCIONES E INGENIERÍA EN INFRAESTRUCTURA

icono_fb.fw   icono_linkedin   icono_twitter.fw

Acerca de Alejandro Alonso

Alejandro Alonso
Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *