Miércoles 18 de octubre de 2017
Home / Casos de estudio / Gales virtualiza el almacenamiento de mediana escala para garantizar la disponibilidad
vmware-gales-caso-enterprise

Gales virtualiza el almacenamiento de mediana escala para garantizar la disponibilidad

Gales Servicios Financieros cuenta con más de cuarenta años en el mercado uruguayo, siendo una de las empresas líderes del sector. A la fecha tiene siete sucursales, principalmente en Montevideo y Punta del Este. Para sostener estos servicios de avanzada, Gales cuenta con personal calificado y una infraestructura tecnológico acorde.

En 2015, la organización encaró la renovación de sus servidores, razón por la cual salieron a buscar opciones en el mercado. “Por el volumen de transacciones que se manejaba a diario recisábamos alta disponibilidad y desempeño. Tener los equipos parados nos representa una importante pérdida de dinero”, explica Diego Torres, responsable de Sistemas en Gales Servicios Financieros.

Durante la evaluación surgieron numerosas propuestas que apuntaban a la clusterización de los recursos de cómputo (procesamiento y memoria), con al menos dos servidores y almacenamiento externo. Estas opciones podían brindar buen desempeño, pero no alta disponibilidad de los recursos de storage. “Si llega a fallar el almacenamiento, se cae todo el esquema”, señala Matías Nogueira, director de Teletipos Ingeniería, el socio de negocios de VMware elegido para la implementación de este proyecto. En conjunto con Gales, Teletipos trabajó en una opción superadora, que garantizaría la alta disponibilidad, pero un costo asequible.

Dicha solución buscaba clusterizar el almacenamiento interno de los servidores a través de vSAN. Sin embargo, para mantener el proyecto dentro de los márgenes presupuestarios de Gales y en relación competitiva respecto de las otras propuestas presentadas, fue necesario abordar el uso de vSAN sobre una infraestructura de hardware más módico, típica de una empresa mediana. “Utilizamos un entorno de vSAN, con un clúster de tres servidores. Esto permitiría repartir mejor la carga de procesamiento, memoria y discos. De esa manera, apuntábamos a lograr un
datacenter más al estilo de la nube, donde está todo respaldado y con alta disponibilidad”, agrega Nogueira.

SOLUCIÓN

“El proceso de despliegue arrancó en marzo de 2016 y culminó en septiembre. Una de las grandes ventajas en este proceso es que Gales ya venía trabajando con servidores virtualizados sobre tecnología de VMware. En total, se migraron unas veinte máquinas virtuales. Con todo, la mayor parte de ese tiempo no estuvo dedicada a la migración en sí, sino a conocer el producto y su comportamiento. “Por eso, los primeros meses fueron más lentos”, explica Pablo Gomez, responsable de Sistemas en Gales Servicios Financieros “No lo vivimos como algo crítico, la puesta en marcha fue bastante natural y no hubo mayores problemas”.

Torres recuerda que, a pesar de la familiaridad con las soluciones de virtualización de VMware, fue necesario capacitarse sobre vSAN, a _n de saber qué se puede hacer y qué no, y hablar el mismo idioma que el proveedor tecnológico para hacer más e_cientes los pedidos de soporte. Dicha capacitación, similar a la que se les da a los técnicos de VMware, se dio en los primeros meses de 2017. Vale recordar que las licencias de vSAN son perpetuas, lo que permite capitalizar en el tiempo todo lo aprendido, algo que no sucedería si se trabajara con otro tipo de soluciones, donde distintas cajas de storage son administradas desde consolas diferentes.

TRANSPARENCIA DE RECURSOS

Este despliegue de vSAN sobre una infraestructura de hardware tan acotada resultó novedoso. “Para quien debe tomar la decisión de salir de una solución tradicional —considera Gomez—, el desafío es, en realidad, poder confiar en esta solución cuando en nuestro mercado no la podíamos palpar con la experiencia de otros colegas”. Esto se daba en un contexto en que otros proveedores posicionaban las alternativas tradicionales como el paso natural que Gales debía dar a la hora de actualizar sus servidores, o bien vSAN corriendo sobre una infraestructura mucho más ambiciosa.

“Esta solución basada en vSAN ofrece transparencia en los recursos de almacenamiento, sin importar el hardware que hay detrás”, define Gómez. De acuerdo a diferentes templates y políticas definidas en la consola, los servidores o los usuarios acceden al almacenamiento y al tipo de almacenamiento que sea adecuado en ese momento. Y en caso de falla, al tratarse de almacenamiento virtual, se puede levantar ese recurso de almacenamiento prácticamente en forma inmediata en una nueva instancia virtual.

PRESENTE Y FUTURO

Hoy el despliegue está totalmente en productivo, dando soporte a las siete sucursales y a más de 150 puestos de trabajo concurrentes que no sólo usan los sistemas financieros, sino también otros como el de correo electrónico y la suite ofimática.

Tanto la gente de Gales como sus partners tecnológicos están pensando ya en proyectos para los próximos años, que muy probablemente incluirán la expansión de los actuales recursos de almacenamiento y, en el mediano plazo, la construcción del datacenter de contingencia, con el despliegue de vSAN Stretched Cluster.

También puedes ver

vmware-amadeus-itsitio-caso

Amadeus transforma su infraestructura de la mano de VMware

VMware ha anunciado que Amadeus IT Group, importante socio tecnológico para el sector de viajes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *