Domingo 22 de octubre de 2017
Home / Estudios e informes / Desafíos para seguirle el tranco a la Internet de las Cosas
itsitio_mckinsey 01

Desafíos para seguirle el tranco a la Internet de las Cosas

La Internet de las Cosas (IoT) viene creciendo en el espacio de consumo, pero los casos de uso en el segmento empresarial se multiplican y se vuelven sumamente interesantes. En ese segmento, la combinación de datos de sensores y algoritmos analíticos sofisticados permitió a las empresas agilizar los procesos de negocio, incrementar la productividad y desarrollar productos de avanzada.

Sin embargo, el camino hacia la IoT está lleno de obstáculos, tanto desde lo tecnológico, como desde las demandas del público y en aspectos regulatorios. Según los analistas de McKinsey, Michael Chui, Vasanth Ganesan y Mark Patel, las organizaciones “a la fecha, sólo obtuvieron beneficios incrementales y modestos de sus programas empresariales de IoT”. Los analistas agregan que, “con una evidencia limitada del impacto en el resultado de sus organizaciones, los ejecutivos son cautelosos sobre el aumento de las inversiones empresariales en IoT, y pocos se han embarcado en iniciativas de gran escala diseñadas para transformar sus operaciones o permitir nuevos productos y servicios”. Con todo, aseguran, está situación podría cambiar pronto. Un relevamiento preliminar de McKinsey entre líderes de negocios de diversos verticales acerca de la adopción de IoT y sus desafíos, permitió identificar algunas tendencias que sugieren que IoT podría crecer fuertemente debido a su habilidad de mejorar la experiencia del cliente, incrementar la productividad y habilitar el desarrollo de productos y servicios innovadores.

En este relevamiento, el 98% de los encuestados informó que la mayoría de las organizaciones dentro de su industria (petróleo y gas, aeroespacial, sanitaria y farmacéutica, telecomunicaciones, alta tecnología y retail, entre otras) tienen iniciativas IoT empresarial en sus mapas estratégicos, incluyendo aquellas relacionadas con mejorar las operaciones de servicio, aumentar la visibilidad de las operaciones, habilitar nuevos modelos de negocios y crear ofertas nuevas de productos y servicios. “Los ejemplos de estos nuevos programas en estas áreas abundan. Por ejemplo, una compañía de ascensores está creando una suite de servicios habilitados para IoT para mejorar la confiabilidad de sus productos y disminuir el tiempo de inactividad. Además de reducir los costos de operación para los clientes de la compañía, estas aplicaciones podrían transformar potencialmente su modelo de negocio”, detallan los analistas.

McKinsey_1

La IoT empresarial puede ayudar a mejorar varias funciones. Cuando se consultó sobre qué departamento se beneficiaría más, el 40% de los encuestados citaron las operaciones de servicio y el 30% optó por manufactura, convirtiéndolos en los líderes claros. Para las operaciones de servicio, los encuestados creían que la IoT produciría mayor valor en tres áreas: diagnósticos y pronósticos, mantenimiento predictivo y monitoreo e inspección. En manufactura, los principales casos de uso fueron la optimización de recursos y procesos (por ejemplo, mejorar el rendimiento, la velocidad o el consumo de energía), la utilización de los activos y la gestión de la calidad.

McKinsey_2

Más allá de los resultados alentadores, señalan los analistas de McKinsey, el relevamiento descubrió algunas razones para preocuparse, particularmente en lo concerniente a la manera en que las empresas usan los datos de IoT. Los respondientes acordaron que la información proveniente de los sensores de IoT era valiosa, con un 60% afirmando que proveían información significativa, como aquélla relacionada con la demografía de los clientes o patrones de compra. Pero casi la misma cantidad (un 54%) dijo que las compañías usaban 10% o menos de esa información.

El relevamiento también descubrió varias brechas de capacidad que podrían limitar el potencial de la IoT empresarial. Algunas relacionadas a los datos del sensor (extracción de los datos, gestión y análisis), pero también surgieron problemas en otras áreas. Por ejemplo, 70% de los respondientes dijeron que las compañías no integraron aún soluciones de IoT en sus flujos de trabajos existentes: en otras palabras, no usan el IoT para optimizar las tareas diarias. Las respuestas también señalaron que las compañías tienen dificultades para identificar casos de uso y para armar prototipos de productos conectados de extremo a extremo.

McKinsey_3

Acerca de Alejandro Alonso

Alejandro Alonso
Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

También puedes ver

itsitio_kindle_oasis 03

El nuevo Kindle con pantalla de 7” y diseño resistente al agua

Amazon anunció recientemente su e-reader Kindle más avanzado, el nuevo Kindle Oasis, con la pantalla …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *