Lunes 21 de agosto de 2017
Home / Destacado / Cuando adoptar tecnologías no necesariamente es una solución
estudio-negocios-y-tecnología-660x313.jpg

Cuando adoptar tecnologías no necesariamente es una solución

Muchas organizaciones de América Latina siguen pensando que el despliegue de tecnologías contribuye de manera inmediata a desanudar los desafíos del negocio. El “Estudio de Negocios y Tecnología 2016” elaborado por BTR Consulting y publicado el mes pasado, pone en jaque esa creencia, dejando en evidencia las luces y las sombras de este panorama de adopción tecnológica. ITSitio.com conversó con Gaspar Poca, director de BTR Consulting, para entender mejor el estado del arte en la región, e identificar qué están haciendo mal las organizaciones que sólo piensan en la incorporación acrítica de las tecnologías.

“Se está haciendo un gran esfuerzo por impulsar e introducir el valor que estas soluciones (de Big Data) proveen, sin embargo en muchas organizaciones observamos que el principal problema que deben afrontar es contar con datos fidedignos” – Gaspar Poca, BTR Consulting.

“Son innegables las ventajas que el cloud computing, la tercerización de servicios, Internet of Things (IoT), la evolución de las redes sociales, el Bring Your Own Device (BYOD) y tantas otras tecnologías disruptivas e innovadoras aportan a los negocios, pero, a la vez, no siempre son visibles los riesgos que pueden originar —apunta Gabriel Zurdo, CEO de BTR Consulting y director del Estudio de Negocios y Tecnología 2016, en la introducción a dicho informe—. Uno de los principales es la falta de criterio del management para diseñar una estrategia de incorporación tecnológica. La brecha entre la IT y los objetivos de negocio es grande, y a esto se suma la diversificación tecnológica, que deja inermes a muchos decision makers”.

Algunas de las conclusiones del estudio promovido por BTR Consulting permiten entender los desafíos que hoy debe enfrentar América Latina en materia de incorporación de tecnología en las organizaciones de negocios, sobre todo cuando dicha incorporación no tiene en cuenta un análisis profundo del contexto de cada organización. Los puntos destacados incluyen:

  • Todas las empresas evaluadas continúan ejecutando algunas tareas manuales a
  • pesar de tener informatizadas todas o sus principales áreas de negocio.
  • Hay carencia total de sistemas de mejora contínua referidos a riesgos y vulnerabilidades informáticas.
  • Casi el 40% de las empresas entrevistadas no tiene un sistema ERP (Enterprise Resource Planning) implementado, a pesar de ser aplicaciones con muchos años en el mercado.
  • Solo el 11% de las empresas consultadas implementó políticas, procedimientos y soluciones relacionados con Big Data.
  • Si bien el 83% de las compañías consultadas utiliza redes sociales para ofrecer contenidos a sus clientes, sólo un 17% tiene implementada una estrategia de gestión
  • de social media.
  • Sólo el 22% de las empresas evaluadas tiene implementadas soluciones de cloud computing en alguna o varias de sus versiones: SaaS, PaaS o IaaS.
  • El 82% de las compañías consultadas afirma que hace un análisis formal de riesgos y vulnerabilidades informáticas, pero solo la mitad de ellas posee un Plan de Continuidad de Negocio (Business Continuity Plan o BCP) formal.

ITSitio.com consultó a Gaspar Poca, director de BTR Consulting para abordar algunas de las implicancias de estos resultados.

—¿Qué nivel de automatización tienen las empresas de América Latina en sus tareas o procesos centrales? ¿Esto implica un retraso en materia de competitividad, o hablamos de algo necesario o inevitable, dadas las características de la región?

—En gran medida vemos que las compañías buscan la automatización como una medida de eficientizar sus costos, integrar la operación del negocio y permitir toma de decisiones más rápidas. No obstante ello, tanto a nivel local como regional, muchas compañías aspiran a procesos completamente automatizados cuando aún se carece propiamente de procesos “formales” que puedan permitirse ser eficientizados. Esto es, aún antes de que las compañías pudieran automatizar más sus procesos. Y en estos casos, la automatización no necesariamente redunda en una mejora competitiva debido a que no se aborda el problema de base.

—¿Tienen las organizaciones de la región desplegados los sistemas que necesitan para operar (hablamos de sistemas de CRM, ERPs, soluciones de colaboración, entre otros), o son deudas pendientes?

—Muchas compañías han implementado este tipo de soluciones integradas, y en muchos casos resultan implementaciones exitosas, que permiten cubrir las necesidades. Sin embargo, del análisis que realizamos observamos que aún muchas organizaciones (tanto pequeñas como de gran envergadura), incluso cuando disponen de este tipo de plataformas, requieren de intervención manual o suplementaria con otras soluciones. Ello se debe en gran medida a que, en el momento de evaluar y desplegarlos, no se llevan a cabo análisis profundos o detallados de los requerimientos y necesidades del negocio, o bien los mismos no son priorizados correctamente. En este sentido, se adoptan soluciones que cubren parcialmente la operación de sus negocios, recurriendo a herramientas alternativas para suplementar necesidades no satisfechas.

BTR1_Incorporacion por tipo de sistemas—¿Creen que se entiende la propuesta de valor del Big Data y el camino que necesariamente cada organización debería seguir para sacar provecho de esta tecnología?

—Se está haciendo un gran esfuerzo por impulsar e introducir el valor que estas soluciones proveen, sin embargo en muchas organizaciones observamos que el principal problema que deben afrontar es contar con datos fidedignos. En otras palabras, muchas compañías están comenzando a mirar estas soluciones —algunas ya las están adoptando—, pero no tienen la materia prima: datos confiables e íntegros, que en consecuencia puedan ser traducidos a información veraz.

BTR2_BIGDATA

 

—¿Cuán atractiva resulta la nube para las organizaciones? ¿Por qué?

—Muchas organizaciones están comenzando a visualizar algunos de los beneficios que trae el procesamiento en la nube: principalmente son atraídos por reducciones en los costos de procesamiento, la eventual posibilidad de evolucionar en algunas plataformas y prescindir de servicios de terceros para su mantenimiento, la capacidad de automatizar tareas que típicamente requieren de esfuerzo y soporte recurrente y por contar con todo ello “embebido” en una tarifa predecible. Por supuesto que esto no resulta una solución válida para todas las compañías y en muchos casos observamos que el abordaje que se adopta no considera aspectos críticos como la seguridad, continuidad o planificación para el escalamiento. Por tanto, si bien es una solución y opción válida para muchas compañías, requiere un adecuado enfoque y planificación para su adopción.

BTR3_Soluciones Cloud

 

—Da la impresión de que la seguridad informática no es una prioridad de inversión en las compañías de América Latina. ¿Lo han comprobado ustedes a través de este relevamiento?

—Si bien en los últimos años la visibilidad que han adquirido varios hechos vinculados a seguridad de la información han ayudado a potenciar las inversiones en medidas de control, aún se corre la carrera por detrás, y muchas compañías consideran que la adquisición de herramientas y licencias de productos de seguridad constituyen por sí mismas una cobertura para “cumplir” con el compromiso de “invertir en seguridad”. Sin embargo, observamos gran volumen de compañías que aun cuando disponen de herramientas, soluciones e infraestructuras vinculadas con la seguridad, no adoptan un enfoque de gestión que permita considerar no sólo estas soluciones tecnológicas, sino también otros factores como las personas o los procesos.

—¿Cómo impacta en los negocios y las áreas técnicas la carencia de iniciativas de mejora continua?

—Varias organizaciones cuentan con sectores de innovación, mejora, organización y métodos, entre otros. Estos sectores generalmente deberían buscar la evolución o eficientización, lo cual en muchas organizaciones se da, y resulta un proceso natural como un engranaje más de la operación. No obstante ello, un gran número de compañías no cuentan con estas iniciativas o bien son mal implementadas. Lo que observamos, como producto de nuestro análisis, es que el impacto directo en las organizaciones —respecto a esta ausencia o mala implementación— se traduce directamente en la obsolescencia de procesos, inversiones, y principalmente una gestión desacoplada de la realidad del negocio. De hecho, este problema se hace visible o evidente una vez que el impacto de malas implementaciones genera la necesidad de repensar estructuras completas, procesos operativos y de gestión dentro de la organización.

BTR4_Outsourcing

BTR5_AdquisicionHwSw

 

Poca destaca que el estudio pone en evidencia “la realidad de las situaciones del mercado, conforme a las problemáticas que se suscitan en organizaciones de diversas industrias. Mientras que, por un lado, en compañías de gran envergadura aún observamos falencias o problemas para eficientizar procesos de negocio centrales para la operación, por otro y en forma opuesta vemos organizaciones medianas o pequeñas que son altamente eficientes en sus procesos, pero sin embargo con una erogación y gastos desmedidos para la adopción de tecnologías que quizás por su instancia madurativa no requieren”.

El director de BTR agrega: “Siempre recomendamos la prudencia ante la adopción de nuevas tecnologías. Un enfoque claro, ordenado y basado en un análisis profundo de la realidad de cada organización, permite a los decisores contar con fundados argumentos para abordar: procesos de cambio, adopción de nuevas tecnologías, integración con el negocio y la evolución en su operación”.

Acerca de Alejandro Alonso

Alejandro Alonso
Periodista especializado en ciencia y tecnología. Trabajó en publicaciones como Banqueros & Empresarios, Telecomunicaciones & Negocios, Customer Service, Prensa Económica, Computerworld, e Insider, entre otras.

También puedes ver

lakaut-despapelizar-itsitio-empresas

La consigna es ¡a despapelizar!

La transformación digital de las empresas demanda la posibilidad de automatizar e integrar procesos y, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *