Viernes 24 de noviembre de 2017
Home / Tecnología / Infraestructura / Claves para aprovechar la infraestructura hiperconvergente
infraestructura-convergente-itsitio-empresas

Claves para aprovechar la infraestructura hiperconvergente

La infraestructura hiperconvergente (HCI) se está volviendo una opción popular de arquitectura, particularmente cuando se la utiliza para dar soporte a la consolidación de negocios como parte de una estrategia de TI híbrida para extender por fuera de la empresa los recursos de cómputo y almacenamiento. Un reciente informe de 451 Research encomendado por Dell EMC analiza el estado del arte y plantea algunas pautas que los departamentos de TI deben considerar.

El vicepresidente y analista distinguido de Gartner, Andrew Butler, aseguró en mayo del año pasado que el mercado de sistemas integrados comienza a madurar, con más usuarios actualizando y extendiendo sus despliegues iniciales. “Estamos en los umbrales de una tercera fase de sistemas integrados —dijo Butler—. Esta evolución presenta a la infraestructura de TI y a los líderes de operaciones un marco para evolucionar sus implementaciones y arquitecturas”. La fase 1, según el analista, abarcó de 2005 a 2015, con el pico de los sistemas blade. La segunda fase macó la llegada de la infraestructura convergente y el advenimiento de HCIS (sistemas de infraestructura convergente) para casos de uso específicos. Esta fase arrancó en 2010, y podría extenderse hasta 2020. La fase 3 representa la distribución continua de aplicaciones y microservicios, y se extendería hasta 2025.

El analista de Gartner estima que la tercera fase de sistemas integrados entregará infraestructuras basadas en fabric, dinámicas y ensamblables, al ofrecer también bloques constructivos de hardware modulares y desagregados, impulsando la entrega de aplicaciones continua y la optimización económica continua. Con todo, y a pesar de las altas tasas de crecimiento del mercado, los casos de uso HCIS hasta ahora fueron limitados, ocasionando silos en la infraestructura existente, de acuerdo con Gartner.

Requisitos para el despliegue de infraestructura hiperconvergente

Probablemente, la infraestructura hiperconvergente (HCI) es la categoría de productos de infraestructura más disruptiva que ha surgido en la última década debido a que esta nueva clase de infraestructura no sólo introduce innovaciones, sino que también tiene el potencial de cambiar las funciones y responsabilidades de los profesionales relacionados con la infraestructura. Los analistas de 451 Research destacan que, a pesar de que hemos tenido arquitecturas “scale out” y con optimización flash para soportar los requisitos de recursos del servidor y del almacenamiento para cargas de trabajo y clientes durante muchos años, HCI añade una nueva dimensión, dado que permite a las organizaciones administrar y optimizar estos recursos sin la costosa experiencia de los especialistas. Los números de despliegue de HCI revelan su potencial de crecimiento, y dado que las infraestructuras virtualizadas continúan creciendo, la adopción comercial de HCI sólo debería aumentar en los próximos años.

Así las cosas, HCI está emergiendo hoy como una solución potencial a los desafíos cada vez mayores que tiene la infraestructura, con los cuales los profesionales de TI lidian a diario. Los analistas de 451 ven HCI como una forma de “software-defined storage” (almacenamiento definido por software), y del mismo modo que otros productos de almacenamiento de próxima generación, las organizaciones se están volviendo hacia HCI para mejorar la agilidad de almacenamiento en general, y para atenerse a mejores modelos escalables de almacenamiento. Por eso, en la medida que las organizaciones evalúan las ofertas de HCI, debería incluir una serie de factores entre los criterios de elección usados, incluyendo escalabilidad, facilidad de uso, soporte e interoperabilidad del hardware.

Algunos factores citados por 451 Research que merecen ser destacados incluyen:

  • Arquitecturas escalables para manejar el crecimiento de los datos. Con el crecimiento constante de las cargas de trabajo de almacenamiento y aplicaciones, las arquitecturas escalables (scale out) son ideales porque permiten a los profesionales de TI agregar capacidad a su infraestructura sin interrupciones, minimizando el impacto de la administración de agregar nodos. Por el contrario, la infraestructura tradicional suele requerir largas operaciones migratorias que podrían ocasionar un tiempo de inactividad o llevar a un rendimiento degradado a medida que las cargas de trabajo se trasladan a nuevos sistemas de hardware. Las configuraciones de clase de entrada para HCI están disponibles para dar soporte a tan sólo 200 VMs en contraste con ofertas de infraestructura convergente más grandes, las cuales soportan hasta 2.000 a 5.000 VMs con precios de más de US$ 1 millón. Otro beneficio clave de las arquitecturas scale out es que permiten a las organizaciones comenzar con una pequeña configuración y gradualmente hacer crecer la infraestructura de almacenamiento para que coincida con las necesidades de sus cargas de trabajo. Este beneficio es ideal para extender la infraestructura de TI a oficinas remotas donde el personal de TI puede no estar disponible o puede carecer de experiencia en almacenamiento y virtualización.
  • Soporte de hardware y sistemas certificados. Muchas organizaciones buscan aprovechar el bajo costo y la rápida innovación que se está produciendo con hardware comoditizado como procesadores, almacenamiento de estado sólido y adaptadores de redes. La transición al hardware comoditizado llevará varios años y, en este momento, sólo el 36% de las organizaciones que 451 Research ha relevado están utilizando SDS (almacenamiento definido por software) en servidores x86 estándar. Los appliances son el factor de forma de despliegue preferido para los adoptantes de HCI, y éste ha sido el caso de los sistemas de almacenamiento durante décadas. Los clientes que estén interesados en aprovechar el hardware comoditizado en su infraestructura deben evaluar de cerca la interoperabilidad del hardware de sus proveedores de software HCI. Más allá de la interoperabilidad básica, las organizaciones necesitan estar cómodas con el servicio y el soporte proporcionados por su proveedor de hardware HCI y/o comoditizado para asegurar que los problemas se resuelven lo más rápidamente posible y que esos proveedores no se echan la culpa entre ellos.
  • Automatización y orquestación. Para parecerse más a la nube y para atraer más a los clientes de DevOps, las ofertas de HCI deben agregar capacidades de automatización y orquestación de nubes. Para funcionar en un mundo híbrido, los jugadores de infraestructura on premises deben entender a sus equivalentes de servicios en la nube, no sólo en términos de consumo de recursos, sino también en cuanto a flujos de trabajo y dependencias. Esto implica muchas de las capacidades básicas de la recuperación de desastres basada en la nube (DR). A medida que ampliamos los niveles de migración de carga de trabajo más allá de DR, la necesidad de automatización sólo aumentará, porque muchas organizaciones todavía están luchando con el aprovisionamiento y la administración de recursos.
  • Soporte para futuras aplicaciones. Los productos HCI fueron desarrollados inicialmente para soportar servidores virtualizados, y los analistas de 451 Research esperan ver en algún momento HCI vendido en entornos de contenedores de producción. En la medida que los all-flash HCI son desplegados más ampliamente, los analistas esperan ver más aplicaciones de base de datos sensibles al rendimiento y otras cargas de trabajo de producción siendo desplazadas de la infraestructura tradicional.

Los analistas recomiendan considerar HCI como bloque constructivo de una estrategia de nube híbrida. También recomiendan expandir los despliegues de HCI a sitios remotos y de Disaster Recovery. Finalmente, recomiendan colaborar con los responsables de las áreas del negocio antes de la implementación de la infraestructura de HCI para asegurarles que podrán satisfacer una amplia variedad de cargas de trabajo, al tiempo que brindarán los beneficios de la consolidación de los recursos de almacenamiento, cómputo y redes.

Acerca de Pamela Stupia

Pamela Stupia
Editora de ITSitio para toda la región. Comenzó su camino en medios gráficos y digitales hace más de 10 años. Escribió para diario La Nación y revista Be Glam del mismo grupo.

También puedes ver

ITSitio_Destacada_sec_dell_300

Novedades en el portfolio de servidores Dell

Se trata de una nueva serie de actualizaciones en desempeño y capacidad para el portafolio del PowerEdge de treceava generación de cuatro sockets, diseñado para clientes empresariales con implementaciones de servidores a gran escala para solucionar las necesidades de oficinas remotas y locales. Los nuevos productos aportan flexibilidad, escalabilidad y administración de la demanda de los clientes. Todos los detalles, en esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *