Lunes 20 de noviembre de 2017
Home / Opinión / Cinco contradicciones de la transformación digital que deben evitar
dell-emc-columna-itsitio-empresas

Cinco contradicciones de la transformación digital que deben evitar

Todos los días me relaciono con clientes de todos los sectores, desde el sector de la manufactura y la venta minorista hasta prestadores de servicios de salud y servicios financieros. Prácticamente todos son plenamente conscientes de que su supervivencia está atada a la frontera digital. A la mayoría le preocupa quedar rezagados y perder competitividad respecto de nuevas empresas disruptivas. Ese es el motivo por el cual las conclusiones del Índice de transformación digital hacen tanto eco en mí.  

Se debe tener en cuenta que 4,000 tomadores de decisiones de negocios de todo el mundo tienen planes de acción para salvar su organización de la obsolescencia. Sin embargo, muchos de estos planes están repletos de contradicciones. En función de las conclusiones de la investigación, resalté cinco paradojas u obstáculos importantes. Evitar estas dificultades comunes debería ayudar a los clientes a obtener el máximo valor de sus esfuerzos de transformación digital.

 1.     UNA ESTRATEGIA MAL ALINEADA

Casi todas las personas están de acuerdo en que la transformación digital es algo imprescindible en el mercado extremadamente competitivo de hoy en día. Casi tres cuartos de las empresas coinciden en que la transformación digital debería extenderse más en sus organizaciones. A pesar de esto, solo el 39 % ha incorporado elementos digitales en su organización para contrarrestar la amenaza de las empresas nuevas no tradicionales.

 Para convertirse en un negocio digital, debe adoptar la transformación del negocio y los procesos de manera integral. Lograr la excelencia en una sola área del negocio no es suficiente. La presión para transformarse proviene de todos lados:  de los clientes, de la competencia, del nivel ejecutivo y de los directores de los departamentos. Los clientes desean servicios personalizados más prácticos y rápidos que requieren enfoques centrados en la información en todas las partes del negocio. Aproximadamente seis de cada diez negocios son incapaces de satisfacer la totalidad de las exigencias digitales de los clientes.

2.     ERRORES EN LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE

La mayoría de las empresas (el 66 %) reconoce que la principal exigencia de los clientes es mejor seguridad, seguida de acceso más rápido a los servicios, 24×7 (un 65 %).

A pesar de este conocimiento, menos de la mitad (un 47 %) cuenta con seguridad y privacidad integradas en los dispositivos, las aplicaciones y los algoritmos, y un 68 % confiesa que su organización podría implementar más controles para moderar el riesgo de sufrir interrupciones graves. En consecuencia, solo un 39 % puede satisfacer las exigencias de los clientes de mejor seguridad y solo dos de cada cinco negocios se sienten confiados en que pueden proporcionar acceso ininterrumpido a sus servicios. Esto plantea una gran pregunta: ¿cuántos negocios han protegido sus terminales con una solución administrada de forma central, pueden acceder a un panorama en tiempo real del riesgo del negocio y tienen los medios para responder a amenazas cibernéticas en minutos, en lugar de días, semanas o meses?

3.     BRECHAS DE DATOS

Casi un tercio de los negocios cree que las nuevas empresas digitales representan una amenaza para su supervivencia porque tienen la ventaja de “estar obsesionadas con los datos para prever y resolver los retos e informar al departamento de investigación y desarrollo”. No obstante, un 68 % no puede detectar nuevas oportunidades anticipadamente en toda la organización y un 64 % no puede utilizar la inteligencia en tiempo real.

Sin lugar a dudas, la enorme cantidad de datos, generada por el sinfín de dispositivos conectados como parte de la Internet de las cosas, dificulta enormemente la administración de los datos.

La buena noticia es que un 41 % de los encuestados planea invertir en una infraestructura de información que admita analítica, big data y procesamiento de datos en los próximos tres años. Ahora bien, ¿cómo harán los demás para operar en un mundo impulsado por los datos mientras están limitados por la incapacidad de aprovechar los datos para satisfacer sus propias necesidades comerciales?

4.     LA AGILIDAD FRENTE A LA FRAGILIDAD

Como parte de nuestro estudio de la generación de información, los líderes de negocios acordaron de forma unánime que innovar de manera ágil es un atributo clave de un negocio digital. El problema es que solo el 28 % de los encuestados puede hacer esto, mientras que un 41 % admite que las nuevas empresas digitales constituyen una amenaza real y presente para su negocio porque tienen una naturaleza más ágil y están libres de la tecnología heredada.

Estas revelaciones ponen en entredicho al 66% de los encuestados que afirma haber incorporado una manera digital de trabajar en la infraestructura de su organización y que confía en su capacidad de competir con las nuevas empresas digitales.

A menudo, la incapacidad de una organización de innovar de manera ágil es el resultado de una infraestructura que no admite la proliferación de los datos. Todo esto se combina con la exigencia implacable de más potencia, rendimiento y conveniencia por parte de la sociedad.

Esto también se refleja en el estudio, donde el 69 % de los líderes de negocios confesó que no puede avanzar debido a que cuentan con demasiadas aplicaciones tradicionales, y el 73 % de los encuestados admitió que una infraestructura centralizada debería ser una prioridad para su negocio. Afortunadamente, admitir la existencia de un problema es el primer paso para solucionarlo.

5.     TODO GIRA EN TORNO AL DINERO

Un tercio de los negocios culpa a la falta de presupuesto y recursos de limitar sus esfuerzos de transformación, algo que no sorprende si consideramos que la mayoría de los países ha experimentado una profunda recesión en los últimos años. Lo irónico es que las empresas pueden lograr más con menos recursos si digitalizan su negocio y automatizan los procesos.

Sin embargo, dado que solo un 19 % de los directores financieros aboga por una transformación digital y solo un 41 % de los encuestados le da crédito a la junta directiva por impulsar la transformación digital, lograr que la inversión digital sea una prioridad será muy difícil, en especial, cuando ya existen demasiadas exigencias conflictivas en el balance general. Si los negocios realmente desean concretar su estrategia digital, necesitan argumentar la necesidad de una transformación digital mediante la asignación de un embajador digital convincente en la junta directiva y garantizar la dotación de los recursos necesarios de manera adecuada.

PRÓXIMOS PASOS

Estas contradicciones apuntan a un problema más sistémico: la posibilidad de embarcarse en un cambio significativo de forma, naturaleza y aspecto (la propia definición de transformación) puede ser algo abrumador.

Entonces, ¿dónde deberían comenzar? La respuesta es doble: el software debe ser el componente principal de su organización y los datos, la esencia del negocio. Si sus productos y servicios se basan en software, podrán iterar y mejorar constantemente, incluso cuando están en manos del cliente, ya que siempre tendrán el control del código de aplicación más reciente. Asimismo, la capacidad de almacenar, manipular y analizar datos de una variedad de orígenes de datos estructurados y no estructurados, nuevos y existentes, los ayudará a tomar decisiones en tiempo real que se adapten a las necesidades específicas de sus clientes.

Para evaluar la preparación de su empresa en términos digitales, le recomendamos realizar la encuesta del Índice de transformación digital. Si comprende dónde se encuentra, estará mejor posicionado para embarcar el camino que tiene por delante y, al mismo tiempo, evitar una gran cantidad de dificultades que podría enfrentar.

Por Guido Ipszman, General Manager, Argentina, Paraguay & Uruguay de Dell EMC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *